image-title

Invitación al silencio y manifiesto Jornada Mundial de las migraciones.

Hacemos silencio, por todxs lxs muertxs en el Mediterráneo, en hacinadxs en naves que arden como la de Badalona y en el desierto. Porque nunca se olvide su memoria.
Hacemos silencio para agrandar el corazón y que cada vez quepan más y más personas y para traspasar las fronteras de nuestros miedos.
Hacemos silencio porque queremos que nuestras palabras, e incluso nuestros gritos, nazcan del lugar adecuado, porque para hablar bien, primero hay que callar, y porque estamos cansadxs de tanta palabrería.
Porque queremos que nuestras palabras sean bendición para el otro y la otra (Berakah- Baraka) y no maldición. Porque no queremos que nazcan del lugar del odio, de la revancha, sino del lugar del amor.
Y cuando nos vuelvan a insultar, a querer expulsar, a marginar, excluir, responderemos con nuestra mirada, cargada de historias y de sueños.
Porque del silencio brotarán palabras que derriben muros, construyan puentes, establezcan lazos de cooperación, colaboración, reciprocidad, fraternidad y sororidad…
(Invitación al silencio)
Hoy, Jornada mundial de las personas migrantes, queremos recordar a todos nuestros hermanos y hermanas que no han podido llegar a nuestras costas porque han sufrido una muerte ignominiosa en el mar, o en el desierto. Queremos pedir, una vez más la apertura de rutas seguras para que las personas puedan ejercer su derecho a migrar, a pedir refugio.
En estos tiempos de pandemias, la situación de las personas migrantes que ya están en nuestro país se agrava enormemente. Pedimos que se abran procesos de regularización, que las condiciones para la misma se flexibilicen para que así comencemos a poder acceder a los derechos fundamentales, educación, sanidad, vivienda, trabajo, etc. . Pedimos también que el sistema de petición de asilo sea real, efectivo y no acabe mandando al limbo institucional a tantos hermanos y hermanas nuestras.
Pedimos que se deje de utilizar a las personas migrantes como arma arrojadiza política, que se nos deje de criminalizar, de estigmatizar, de usar en ese emponzoñado discurso del odio. Que se nos reconozca como ciudadanos que contribuyen en el malogrado sistema del bienestar. Que se reconozca que cuidamos a los ancianxs y enfermxs de este país, que recogemos su fruta y verdura.
Pedimos condiciones laborales dignas, que se nos relegue al trabajo que nadie quiere, al sostenimiento de la economía sumergida, al trabajo semiesclavo.
Queremos que se cierren definitivamente los Cíes en donde nuestros derechos son vulnerados paulatinamente.
Queremos una sociedad nueva, en la que todos y todas, autóctonos y migrantes podamos entretejer sinergias, riquezas y así, en reciprocidad, podamos construir un “nosotrxs” articulado con los dones de cada uno/a y nuestra diversidad.
Hermano, hermana. “YO SÍ TE QUIERO”

Espacios Berakah

Espacios Berakah has blogged 520 posts