image-title

Una vez más nos hemos puesto en camino. Jun@s con la única consigna de estar presentes, de estar atent@s al que camina a mi lado. El silencio nos acompaña el primer trayecto, para sentir nuestros pasos, para saber que estos besan la tierra tan herida. Una naturaleza desbordante que nos acoge amablemente.
Es emocionante para l@s que estamos de este lado de vallas, estrechos y desiertos, sabernos caminando con vosotr@s por bosque más amables. Es emocionante, en medio del camino, escuchar vuestras historias de rutas más severas, de bosques de peligros y redadas. Es emocionante, porque a pesar de estar a este lado, nos reconocemos en nuestras propios peregrinajes y en los saltos de nuestras propias fronteras.
Camino con consciencia. La consciencia de estar viv@s. La consciencia de una naturaleza madre que nos perdona el daño que le infringimos. Consciencia de la Vida, del Ser que nos envuelve, nos sobrepasa, nos sobrecoge. Consciencia de vuestros otros caminos y de aquell@s que ahora mismo andan errantes por desiertos o navegan en pateras de ignominia y miedo.
Nos perdemos, nos encontramos.
Nos sentamos a la sombra de los árboles para seguir contando historias.
Cantamos, nos reímos. Nos encontramos en este terreno común de la Berakah, oasis que nos alienta a seguir caminando.
(4º camino con Consciencia, del 26 de octubre de 2019. Ruta del nacimiento de Huéznar.)

Read More
image-title

Espacios Berakah: Valoración de la jornada de cuidados del 5 de octubre 2019, por Isabel Aler

Hay regalos que no se compran, ni se venden, ni se programan, sencillamente se dan. Y si es así es porque confluyen las ganas de dar y de recibir con proporcional reciprocidad, que es la semilla de los cuidados que sanan, porque te ayudan a recuperar la alegría de vivir mediante las ganas de compartir.
¡Claro que hubo y se notaba preparación de la jornada por parte de quienes la organizasteis! Una idea que lograsteis materializar dando lo mejor de vosotros mismos a través del yoga, la biodanza y el mindfulness. De las tres actividades yo tenía experiencia previa, lo que quizás me ayudó a percibir con nitidez las cualidades de presencia, inocencia y destreza con que esos tres recursos sanadores fueron dirigidos por Montse, Lola y Juanma. Así lo recibí.
Sin embargo, no había practicado antes esas tres “artesanías” enlazadas de tal forma en la misma jornada que los efectos sanadores de cada una se potenciaran entre sí. El anhelo que sentimos de vivir con integridad la continuidad de nuestro ser corporal-emocional-mental-espiritual, allí, ese día y en ese lugar, fue inteligentemente acariciado, puntualmente despertado. Así lo sentí.
Viví una especial belleza reparadora al practicar esos cuidados en una iglesia católica, un espacio físico y “religioso” que padecí hasta la adolescencia a causa del desprecio y rigidez patriarcal hacia nuestra naturaleza corporal y emocional. Al habitar ese espacio concreto, en silencio y palabra, en quietud y movimiento, cuerpo emocional y mente espiritual se “religaron” “aquí y ahora”. Así lo gocé.
Fue un compartir intergeneracional que dio visibilidad a nuestra naturaleza humana cíclica y vulnerable, común a lo largo de la edad adulta. Fue un darse y encontrase en la gratuidad de la vida cuando se comparte sin ponerle precio, sin tarifarla. Corresponder de forma anónima y voluntaria con alguna aportación económica para la organización, reaviva el sentido coherente, respetuoso y benefactor de la experiencia: la cuida.
Los cuidados de Berakah en evocar y crear puentes allí donde otros imponen fronteras, fue un objetivo que constaté durante esa jornada en que pudimos atender nuestras necesidades humanas maltratadas y emigradas, anhelantes de autocuidados y cuidados mutuos. Ayuda a tomar conciencia de nuestra condición humana como emigrantes, salvadas las distancias.
Gracias por esa sabrosa tarta de ingredientes tan ricos: la exquisita delicadeza de Montse, la inteligente vivacidad de Lola, la desnuda autenticidad de Juanma, que al aunarse ayudaron a la apertura de corazón de todas las personas que allí estuvimos como agradecidas receptoras y necesarios espejos.
P.D. Las jornadas de camino en la naturaleza, salir de la ciudad y compartir espacios donde la tierra, el mar y el cielo, los árboles y el viento, nos dan suelo y techo, nos hacen más universales, son un manjar para la convivencia. Las necesitamos más a menudo.

Read More
image-title

De nuevo, nuestro Hogar Jana nos acogió para celebrar la vida, en este caso la vida que se manifiesta en la fiesta después del mes de ayuno de gran parte de nuestros hermanos acogidos. Comida, miradas, palabras, música, baile y, sobre todo, la oportunidad de sentirnos familia que se agranda con todo aquel o aquella que entra en nuestra casa.
Aprovechamos para despedirnos comunitariamente a dos amigos muy queridos que salen de dos de nuestros hogares para pasar a otra fase en su proceso migratorio. Cuidamos ese momento. Lo ritualizamos pretendiendo que se llevaran todo el cariño y la fuerza del grupo, a la vez que la luz de la Berakah.
Gracias a todos los chicos que estuvieron todo el día atentos a hacer una acogida afectuosa. Los acogidos acogen, todos nos sentimos acogidos, unos por los otros.
La reciprocidad, uno de nuestros pilares.

Read More
image-title

Este fin de semana hemos disfrutado en nuestra sede, la Jaima, del encuentro con la Asociación Elín (aprovechando que tenían su asamblea aquí en Sevilla) que desde siempre ha supuesto para nosotras una de nuestras principales fuentes de inspiración.
En un encuentro sin precedentes en número de personas, hemos tenido el orgullo de acoger en nuestra casa a todos sus miembros y a muchos de los chicos y chicas que pasaron por Ceuta y que ahora residen en Sevilla (algunos de ellos en nuestros hogares de acogida).
Una bonita oportunidad para volver a nuestras raíces, para seguir bebiendo de ese oasis que es Elín para tantos y tantas. Un precioso encuentro para reforzar lazos, y sobre todo para seguir escuchando testimonios de personas que sienten a ambas iniciativas como sus familias, sus espacios de sanación. Espacios en donde «me quitaron todos lo miedos» o «me dan la libertad para decidir sobre mi vida» (testimonios de algunos de los asistentes).
Juegos, miradas, palabras, risas, encuentro con gente que hacía mucho que no pasaba por aquí, familia, acogida… y mucha Berakah.
Gracias a todos y a todas. Especialmente a Elín por aceptar nuestra invitación. Nuestros espacios se ensanchan y, sobre todo, nuestros corazones se hacen más grandes.

Read More
image-title

Cuando el pueblo de Israel salió de Egipto, ansiando la liberación de la esclavitud, se encontró de lleno con la realidad del desierto. Descubrió que para llegar a la tierra prometida, no bastaba con el impulso de la salida, sino que era necesario transitar una realidad dura y dolorosa que iba a servirles para purificarse interiormente y, sobre todo, para encontrarse con lo más sagrado de ellos mismos (Con Dios, en términos teístas). Tuvieron que cruzar el Mar rojo de la desconfianza y el miedo, beber las aguas amargas (Mara) de la desolación y la incompresión y, en definitiva, transitar un desierto de falta de respuestas, de pérdida del rumbo, y de noches oscuras.
Todo un símil del recorrido espiritual que se expresa de manera evidente en las rutas migratorias que tienen que recorrer nuestros hermanos y hermanas que salen de sus países buscando ese mismo horizonte.
El recorrido (el espiritual y el físico) a pesar de su dureza, tiene algunos momentos de calidad y de calidez que permiten continuar el viaje (si no, sería imposible continuar). Pequeños oasis que anuncian que aquello que se sueña y hacia lo que uno se encamina no es un espejismo, sino el motor de la búsqueda. Uno de esos oasis es Elín, con «12 manantiales y 70 palmeras». Un lugar para descansar, para sanar las heridas del camino, para retomar fuerzas. Para encontrarse con el hermano y la hermana de ruta, para descubrir que uno no va solo. (Fuente: Éxodo 15, 22-27)
Este es el nombre de la asociación que desde hace 20 años acoge, abraza y cuida a las personas migrantes que cruzan la frontera de Marruecos con el estado español en la ciudad de Ceuta. Unas mujeres confiadas en que esa fuente podía emerger en el momento en que ellas escarbaran un poco, hicieron del pequeño espacio que le prestaron, un lugar de encuentro más allá de las fronteras que ponían aquellos empeñados en separar, en poner vallas y espinos al campo.
Desde hace todos esos años, muchos hombres y mujeres venidos «de la gran tribulación» de los desiertos, las alambradas, las violaciones de su dignidad y de sus cuerpos, han pasado por ese lugar de sanación, de descanso, de sororidad entrañable. Y eso ha marcado sus vidas para siempre. Nos la marcó también a muchos que veníamos de otros desiertos, no físicos pero sí interiores. Otras rutas que emprendíamos desde esos refugios construidos por los poderes establecidos que nos dividían el mundo entre buenos y malos, entre negros y blancos, entre cristianos y musulmanes, entre lo nuestro y lo suyo.
Elín ha sido una de las fuentes de inspiración de Espacios Berakah. No la única, pero sí una de las más importantes. Es por eso que de vez en cuando tenemos que acercarnos a ese manantial para no olvidar el sentido, para recordar la raíz y uno de los pilares sobre los que nos fundamentamos.
Este fin de semana ha sido una de esas veces. El motivo: la celebración de los 50 años de compromiso por los más desfavorecidos de una de las iniciadoras de ese bonito proyecto.
Gracias Paula!

Imagen tomada por Pilu Alba Díaz

Read More
image-title

El paisaje privilegiado de Sierra Nevada se hace aun más maravilloso con el contraste. Porque el contraste suma a la paleta cromática de la belleza. En este caso el negro, sobre el fondo blanco, resulta una estampa preciosa.
A pesar de que el terreno se nos veda a los que no podemos pagar 10 euros por media hora disfrutando en un trineo para 60 personas que compramos, los pobres nunca han necesitado mucho para disfrutar, para jugar, para estar bien.
Es una pena que un parque natural se privatice de esa manera. Es una pena que no podamos acceder por ningún lado para poder disfrutar plenamente de la sensación fría de la nieve, que nos hubiera acogida encantada, pero, siempre quedan resquicios y recovecos, y sobre todo, imaginación y ganas de estar bien.
Precioso día el de ayer en Sierra Nevada junto a todos nuestros chicos acogidos, y junto a buen grupo que se nos unió del Proyecto Nazaret de Cáritas de Sevilla. Gracias a todos y todas los que participasteis con vuestro entusiasmo y vuestras ganas de traspasar los impedimentos. Gracias sobre todo, a ellos y ellas que nos energizan en cada ocasión.

Read More
image-title

Iniciamos nuestro «Taller del agua» en Dos Hermanas con nuestra gente del Hogar Jana. Una manera diferente de acercarse al agua, sin miedos, de una forma segura. Gracias a la Concejalía de deportes del ayuntamiento y al Complejo Deportivo Municipal Ramón y Cajal de Dos Hermanas, con su personal puesto al servicio de la actividad.

Read More
image-title
Intervención de Sani Ladan y Mahmoud Traoré

Gracias a todos/as los que ayer nos acompañasteis en nuestro primer Cineforum en Dos Hemanas. Un auditorio, el del Centro Cultural, la Almona, lleno de gente emocionada con el documental y sobre todo con el testimonio contumaz, pasional y certero tanto de Sani Ladan, activista y responsable de nuestro Hogar Jana y de Mahmoud Traoré, protagonista del documental. Una tarde llena de sensibilización y de encuentro.

Read More
image-title

«La zarza arde pero no se consume. Los campamentos de refugiados son destruidos, pero la gente reaparece. Flujo continuo de la Vida. Resolución final: la gente reaparece. Nuevos refugiados llegan a Calais después del último demantelamiento. La zarza arde, pero no se consume.» Del Documental: «Los burgueses de Calais. La última frontera» Estrenado ayer en el Festival Internacional de cine europeo en Sevilla
https://www.youtube.com/watch?v=OmnhetfdWVM

Gracias a Jesús Armesto por la oportunidad de embarcarnos con él en este viaje a lo sagrado de esta realidad ante la que seguimos descalzándonos. Gracias por esta obra de arte. Por contar el drama si aumentar el dolor de las víctimas. Por la poesía y la belleza encontrada en la ignominia de la humanidad. Felicidades por ese estreno lleno de emoción.

Read More