image-title

Espacios Berakah: Valoración de la jornada de cuidados del 5 de octubre 2019, por Isabel Aler

Hay regalos que no se compran, ni se venden, ni se programan, sencillamente se dan. Y si es así es porque confluyen las ganas de dar y de recibir con proporcional reciprocidad, que es la semilla de los cuidados que sanan, porque te ayudan a recuperar la alegría de vivir mediante las ganas de compartir.
¡Claro que hubo y se notaba preparación de la jornada por parte de quienes la organizasteis! Una idea que lograsteis materializar dando lo mejor de vosotros mismos a través del yoga, la biodanza y el mindfulness. De las tres actividades yo tenía experiencia previa, lo que quizás me ayudó a percibir con nitidez las cualidades de presencia, inocencia y destreza con que esos tres recursos sanadores fueron dirigidos por Montse, Lola y Juanma. Así lo recibí.
Sin embargo, no había practicado antes esas tres “artesanías” enlazadas de tal forma en la misma jornada que los efectos sanadores de cada una se potenciaran entre sí. El anhelo que sentimos de vivir con integridad la continuidad de nuestro ser corporal-emocional-mental-espiritual, allí, ese día y en ese lugar, fue inteligentemente acariciado, puntualmente despertado. Así lo sentí.
Viví una especial belleza reparadora al practicar esos cuidados en una iglesia católica, un espacio físico y “religioso” que padecí hasta la adolescencia a causa del desprecio y rigidez patriarcal hacia nuestra naturaleza corporal y emocional. Al habitar ese espacio concreto, en silencio y palabra, en quietud y movimiento, cuerpo emocional y mente espiritual se “religaron” “aquí y ahora”. Así lo gocé.
Fue un compartir intergeneracional que dio visibilidad a nuestra naturaleza humana cíclica y vulnerable, común a lo largo de la edad adulta. Fue un darse y encontrase en la gratuidad de la vida cuando se comparte sin ponerle precio, sin tarifarla. Corresponder de forma anónima y voluntaria con alguna aportación económica para la organización, reaviva el sentido coherente, respetuoso y benefactor de la experiencia: la cuida.
Los cuidados de Berakah en evocar y crear puentes allí donde otros imponen fronteras, fue un objetivo que constaté durante esa jornada en que pudimos atender nuestras necesidades humanas maltratadas y emigradas, anhelantes de autocuidados y cuidados mutuos. Ayuda a tomar conciencia de nuestra condición humana como emigrantes, salvadas las distancias.
Gracias por esa sabrosa tarta de ingredientes tan ricos: la exquisita delicadeza de Montse, la inteligente vivacidad de Lola, la desnuda autenticidad de Juanma, que al aunarse ayudaron a la apertura de corazón de todas las personas que allí estuvimos como agradecidas receptoras y necesarios espejos.
P.D. Las jornadas de camino en la naturaleza, salir de la ciudad y compartir espacios donde la tierra, el mar y el cielo, los árboles y el viento, nos dan suelo y techo, nos hacen más universales, son un manjar para la convivencia. Las necesitamos más a menudo.

Read More
image-title

Inauguramos nuestra programación de Cineforum de este curso. Dentro del área de cultura de Espacios Berakah, proponemos un cine que ayude a seguir despertando nuestra consciencia.
Viernes 4 de octubre a las 19´00h en nuestro espacio de la calle Cervantes 7: «Le Havre»
GÉNERO: Comedia dramática
DIRECTOR: Aki Kaurismäki
INTÉRPRETES: André Wilms, Kati Outinen, Jean-Pierre Darroussin, Blondin Miguel, Elina Salo, Jean-Pierre Léaud, Evelyne Didil
AÑO 2011
NACIONALIDAD: Finlandia
DURACIÓN: 93 m
SINOPSIS:
Marcel Marx, famoso escritor bohemio, se ha exiliado voluntariamente y se ha establecido en la ciudad portuaria de Le Havre (Francia), donde vive satisfecho trabajando como limpiabotas, porque así se siente más cerca de la gente. Tras renunciar a sus ambiciones literarias, su vida se desarrolla sin sobresaltos entre el bar de la esquina, su trabajo y su mujer Arletty; pero, cuando se cruza en su camino un niño negro inmigrante, tendrá que luchar contra los fríos y ciegos mecanismos del Estado, armado únicamente con su optimismo y con la incondicional solidaridad de los vecinos del barrio, para evitar que su protegido caiga en manos de la policía.

Te esperamos (Aportación Voluntaria)

Read More
image-title

El mundo anhela espacios de interiorización, para descubrir su sentido más profundo. La política, la vida social, nuestro activismo y nuestro compromiso por la transformación del mundo… nosotros/as mismos/as. Pausar nuestra vida, tomar contacto con nuestra respiración, con nuestro cuerpo y desde ahí acceder a Aquello que nos unifica con el resto de la humanidad y del cosmos. Sólo desde ahí es posible una palabra y un gesto eficaz para que no sea el ego el que brille camuflado en las buenas intenciones.
Nuestro proyecto se nutre de esto. También nuestras vidas.
Estás invitada/o a participar en nuestro encuentros abiertos de meditación silenciosa.
Todos los martes a las 20´00h en nuestro espacio Jaima. Calle Cervantes n. 7, 41007, Sevilla.

Read More
image-title

Volvemos a encontrarnos desde este lugar sagrado.
Poder acompañarnos en la dimensión espiritual, es una de las características de nuestro proyecto.
Las rutas migratorias, a pesar de su drama e incluso a través de él, están ricas de experiencias cargadas de sentido.
En estos encuentros tratamos de seguir yendo a ese lugar profundo en el que desaparecen las barreras, en el que el silencio es lugar desde el que brotan las palabras llenas de historia, de sentido. Testimonios, textos sagrados de distintas tradiciones, silencio, canto, encuentro, abrazos.

Primer sábado de cada a mes a las 20´00h en Cervantes 7, 41003, Sevilla.

Estás invitada/o.

Read More
image-title

La vida se resuelve en cada momento, instante tras instante.
Podría ser el eco que resuena en nosotros y nosotras después de este día compartido en el silencio interior y en el recogimiento del bello convento franciscano de Loreto.
Un silencio en el que nos encontramos, para dejar de ser tú y yo y sentirnos nosotros. Porque en E. Berakah creemos en el Inter-Ser. Y decimos creemos no por una convicción doctrinal ni mental, sino porque así nos experimentamos cada vez que nos paramos y tomamos consciencia de ello. Y cada vez que eso ocurre, nos damos cuenta que es el mejor camino para captar lo Real, lo verdadero, lo bello. Eso que no tiene palabras para definirlo porque es inefable. «Para venir a lo que no sabes,
has de ir por donde no sabes.» Nos dirá S. Juan de la Cruz. Y cada vez tenemos más certeza de que esa es la esencia de Berakah, un misterio que se nos revela paso a paso.
Descubrimos en este camino, tanto en estos momentos como en los hogares con nuestros chicos acogidos, que lo profundo compartido, esa Unidad que es nuestra esencia es lo realmente auténtico, pero a la vez, que esa verdad profunda, se manifiesta en nuestra diversidad. Incluso en aquello que más nos cuesta admitir del otro o de la otra.
Eso es Berakah, bendecir al que viene, bendecir lo que viene. Y dejarnos bendecir por ello. Lo entendamos mejor o peor. Porque en lo que nos llega, se manifiesta la única corriente de la Vida.
El ser capaces de vivir fraternalmente con personas tan diversas que casi no conoces, es el gran don de Berakah. Las oportunidades constantes que se nos dan para experimentar eso, son los regalos continuos que nos ofrecemos.
El lema para este día fue «En torno a la Fuente». Fuente, Centro, Ser, Dios… como cada uno/a quiera llamarlo. Un Centro que nos aglutina pero no como algo externo que tengamos que venerar, sino como nuestra esencia más vital.

Gracias a todos y a todas los que han hecho posible esta oportunidad de seguir profundizando en nuestras raíces.

Read More
image-title

En el proyecto de E. Berakah se recoge una de las que fueron de sus intuiciones primeras y fundamentales: el cuidado de todas las personas que formábamos parte de esto, acogidos y anfitriones, desde todas sus dimensiones. Uno de los pilares básicos de E. Berakah es la dimensión espiritual. Ya sabéis que tenemos momentos y espacios concretos para ello. Al margen de esos espacios, la propuesta estaba en que en cada hogar hubiera también espacios para cultivar esa dimensión.
Este curso, tenemos la suerte de haber podido habilitar una sala en nuestro hogar Jana, la sala Jerusalén. Es un espacio sencillo para que los chicos oren según sus propias creencias, pero sobre todo, es el corazón de la casa porque cualquiera que acuda a ella, puede entrar en esta sala y sentir la vibración de la misma, de las personas que vivan en ella, del proyecto, de la Vida. Es una sala de silencio, para respirar, para serenarse, para tomar contacto con lo más genuino de nosotras.
Desde hace unos meses, una voluntaria y experta en meditación zen, nuestra amiga Marité, propicia un momento de sentada meditativa los martes por la tarde. Es un espacio abierto, para cualquier persona de los que sustentamos este proyecto y para cualquier persona que esté por el área de Dos Hermanas y quiera participar. Sólo hay que llegar a la casa, llamar y preguntar por ella. Los chicos estarán encantados de recibiros y Marité, mucho más.

Read More
image-title

Cuando el pueblo de Israel salió de Egipto, ansiando la liberación de la esclavitud, se encontró de lleno con la realidad del desierto. Descubrió que para llegar a la tierra prometida, no bastaba con el impulso de la salida, sino que era necesario transitar una realidad dura y dolorosa que iba a servirles para purificarse interiormente y, sobre todo, para encontrarse con lo más sagrado de ellos mismos (Con Dios, en términos teístas). Tuvieron que cruzar el Mar rojo de la desconfianza y el miedo, beber las aguas amargas (Mara) de la desolación y la incompresión y, en definitiva, transitar un desierto de falta de respuestas, de pérdida del rumbo, y de noches oscuras.
Todo un símil del recorrido espiritual que se expresa de manera evidente en las rutas migratorias que tienen que recorrer nuestros hermanos y hermanas que salen de sus países buscando ese mismo horizonte.
El recorrido (el espiritual y el físico) a pesar de su dureza, tiene algunos momentos de calidad y de calidez que permiten continuar el viaje (si no, sería imposible continuar). Pequeños oasis que anuncian que aquello que se sueña y hacia lo que uno se encamina no es un espejismo, sino el motor de la búsqueda. Uno de esos oasis es Elín, con «12 manantiales y 70 palmeras». Un lugar para descansar, para sanar las heridas del camino, para retomar fuerzas. Para encontrarse con el hermano y la hermana de ruta, para descubrir que uno no va solo. (Fuente: Éxodo 15, 22-27)
Este es el nombre de la asociación que desde hace 20 años acoge, abraza y cuida a las personas migrantes que cruzan la frontera de Marruecos con el estado español en la ciudad de Ceuta. Unas mujeres confiadas en que esa fuente podía emerger en el momento en que ellas escarbaran un poco, hicieron del pequeño espacio que le prestaron, un lugar de encuentro más allá de las fronteras que ponían aquellos empeñados en separar, en poner vallas y espinos al campo.
Desde hace todos esos años, muchos hombres y mujeres venidos «de la gran tribulación» de los desiertos, las alambradas, las violaciones de su dignidad y de sus cuerpos, han pasado por ese lugar de sanación, de descanso, de sororidad entrañable. Y eso ha marcado sus vidas para siempre. Nos la marcó también a muchos que veníamos de otros desiertos, no físicos pero sí interiores. Otras rutas que emprendíamos desde esos refugios construidos por los poderes establecidos que nos dividían el mundo entre buenos y malos, entre negros y blancos, entre cristianos y musulmanes, entre lo nuestro y lo suyo.
Elín ha sido una de las fuentes de inspiración de Espacios Berakah. No la única, pero sí una de las más importantes. Es por eso que de vez en cuando tenemos que acercarnos a ese manantial para no olvidar el sentido, para recordar la raíz y uno de los pilares sobre los que nos fundamentamos.
Este fin de semana ha sido una de esas veces. El motivo: la celebración de los 50 años de compromiso por los más desfavorecidos de una de las iniciadoras de ese bonito proyecto.
Gracias Paula!

Imagen tomada por Pilu Alba Díaz

Read More
image-title

Ayer nos unimos a la 6ª Marcha por la Justicia en el Tarajal. Cerca de mil personas venidas desde diferentes lugares de la geografía española, y otros muchos de Ceuta, nos acercamos en una manifestación festiva y reivindicativa al paso fronterizo de Tarajal para, en primer lugar, recordar a las más de 15 personas que el 6 de febrero de 2014 murieron ahogadas en la playa por la actuación cruel e inhumana de la Guardia Civil española y la gendarmería marroquí. Se pidió reabrir el caso en el que han quedado indemnes los responsables, escuchar a los testigos de lo que pasó, pero también se denunciaron las políticas migratorias injustas de la UE y de España que provocan muertes continuas en el Mediterráneo y en las fronteras con Ceuta y con Melilla. Lo más emocionante de la marcha de ayer fue la presencia de muchas personas inmigrantes, movilizados por la Asociación Elín y que esperan en Ceuta su incierta suerte.
Al grito de «No más muertes en las fronteras» o «Ningún ser humano es ilegal» entre otras muchas consignas, Espacios Berakah se sintió partícipe de esta lucha de tantos colectivos que quieren visibilizar y denunciar la contante vulneración de los Derechos Humanos en las fronteras y la petición a las autoridades européas de políticas migratorias que protejan a las personas en tránsito.

Read More
image-title

» …mira cómo la oscuridad cubre la tierra, y espesa nube a los pueblos, mas sobre ti amanece Dios y su gloria sobre ti aparece. Caminarán las naciones a tu luz …Alza los ojos en torno y mira: todos se reúnen y vienen a ti. Tus hijos vienen de lejos, y tus hijas son llevadas en brazos. Tú entonces al verlo te pondrás radiante, se estremecerá y se ensanchará tu corazón, porque vendrán a ti los tesoros del mar, las riquezas de las naciones vendrán a ti.Un sin fin de camellos te cubrirá, jóvenes dromedarios de Madián y Efá. Todos ellos de Sabá vienen portadores de oro e incienso y pregonando alabanzas a Dios.» Is 60, 1-6
La Epifanía podría ser la fiesta de Berakah. A nosotras también nos llegan nos llegan de todas las naciones, con sus riquezas interiores y en ese encuentro entre los/as que lleguen y los/as que estábamos de antes, se produce el milagro de la manifestación de lo sagrado.


La Epifanía podría ser la fiesta de Berakah. A nosotras también nos llegan nos llegan de todas las naciones, con sus riquezas interiores y en ese encuentro entre los/as que lleguen y los/as que estábamos de antes, se produce el milagro de la manifestación de lo sagrado.

Read More