image-title

En la que denominamos la era de la información, en una sociedad atiborrada de ella y constreñida a la inmediatez debido a las llamadas Redes sociales, desde E. Berakah también tendremos que aprender a manejarnos con consciencia y desde nuestros principios y valores en este terreno, tanto para la comunicación interna, como para el mensaje que queramos transmitir a la sociedad.
En Berakah hemos elegido desde el primer momento usar estas redes para ambas cuestiones (hasta ahora whatsapp, Facebook, web y correos electrónicos). No obstante, conviene hacer hincapié en que la mejor forma de comunicación es aquella que es integral, la que incluye la presencia física de la persona con todas sus dimensiones y circunstancias, con su leguaje verbal y no verbal. Esta comunicación entendemos que siempre debe partir de un silencio previo. Antes de hablar, haber escuchado bien, respirar, no reaccionar y contestar desde un lugar más centrado.
El silencio nos sitúa en un nivel más allá de condicionamientos y filtros que pueden mediatizar la comunicación. Hemos logrado el que no haya ninguna reunión que no comience primero sin un breve espacio a esos minutos de recogimiento, para tratar de ir más allá de los condicionamientos mentales y por muy pragmáticos que sean los temas a tratar. Esto ya nos permite una escucha algo más atenta y consciente.
En el grupo comunitario Berakah hemos dado un paso más y hacemos una escucha más afectiva y por tanto, efectiva, permitiendo que pase un tiempo para respirar en silencio la intervención de la persona que haya hablado, no contestar inmediatamente, dejando que su aportación repose. Descubrimos esto como un método privilegiado para que la escucha sea más atenta, compasiva y para que las respuestas broten más desde el Fondo y menos desde la mente. Aparte de ello, sentimos que esta forma de comunicarnos contribuye a elaborar respuestas más creativas y a tomar las decisiones de una manera más serena y consciente.
Desearíamos que estas formas de comunicación con más Presencia, y por tanto con más lucidez, fueran las propias de cualquier forma de comunicación en Berakah, pero entendemos que la presencia física es muchas veces imposible y la vida cotidiana en las casas de acogida y la organización de las actividades y encuentros hacen que tengamos que acudir a otras formas más virtuales, más inmediatas.
Eso no debe ser acicate para que este espíritu también pueda impregnar, dentro de lo posible estos medios.
¿Cómo hacer nuestra comunicación, tanto interna como externa, más humana, más amable, más cuidadosa, en definitiva, más Berakah?
Comenzamos a nivel interno:
– Habrá que pensar si lo que queremos decir estamos diciéndolo en el lugar adecuado. Hay varios grupos o equipos de trabajo. Cada uno tiene su espacio de comunicación. Habrá que discernir cuál es el adecuado para que la información vaya a las personas adecuadas.
– Habrá que ser consciente también si la información que queremos dar es significativa para el grupo, o para Berakah en general, si es redundante o no, si estamos cargando esos grupos con informaciones que no tienen nada que ver con nuestros fines. Entender que ser austerxs en la comunicación por estos medios también será una forma de cuidado a las personas que forman el grupo en cuestión.
– Habrá que ser consciente de los valores y principios sobre los que nos fundamentamos. Para eso será necesario tenerlos muy claros, quizás acudiendo de vez en cuando a nuestro proyecto marco o a nuestros estatutos. Cualquier mensaje que no está fundamentado en nuestros principios de hospitalidad, cuidado, silencio, interculturalidad, respeto al otro y a la otra en su totalidad, lo interreligioso y lo transreligioso, etc. estará fuera de lugar.
– Desde el otro lado de la red, tú que estás recibiendo ese mensaje: Recíbelo con consciencia. Date tiempo antes de contestar aunque sea algo que tenga que ver con lo organizativo y en lo que estés involucrado/a. Piensa en la persona que lo ha enviado, sé respetuoso/a con ella, leyendo con consciencia, y respondiendo con consciencia.
– Si son cosas que han exigido un esfuerzo de preparación, sé agradecido/a.
– Cuida a la persona que manda el mensaje o correo respondiendo. Detrás hay un esfuerzo.
– Trata de ser educado/a. También en las redes sociales hay que serlo. Cuando se entra en un sitio, primero se saluda y se desea el bien para esas personas. Después de una comunicación también se da las gracias por la misma.
– Trata de ser educado/a y de no responder a la inmediatez de nuestras propias necesidades. En los grupos whatsapp más numerosos, es un detalle sentir que el hilo de un tema ya ha acabado o se ha parado antes de meterse con otra cosa, con otro tema. Comprueba que ha pasado un tiempo desde que se dijo lo último antes de decir tú lo tuyo, si eso tuyo es otro tema diferente.
– Nombra a las personas. Si estás haciendo alusión a algo que se ha hablado o que se esté preparando, nombra a las personas que estén involucradas con el tema. Que ese espacio virtual sea lo más humano posible poniendo también Presencia en ese vacío.

A nivel externo:

– Tenemos una dimensión pública y por tanto, política. Aconsejamos leer nuestro documento referido a nuestra área de justicia-política. (En construcción)
– Desde ahí se desprende que nuestra comunicación deber ser amorosa aunque esté denunciando las injusticias que nos parezcan más atroces. El insulto, la descalificación, la mentira, las “fake-news”, los malos modos no tienen cabida (ni en Facebook, ni en la web, ni en los actos públicos de denuncia en los que estemos). También tendremos que ver desde dónde sale nuestra palabra. Si nuestra palabra sale del lugar del odio, estaremos actuando con los mismos códigos que lxs que perpetran las injusticias y, por lo tanto, seremos igual que ellxs. Se puede estar muy indignado/a y que nuestra comunicación no sea una palabra que maldiga. Estaremos pervirtiendo nuestro sentido más profundo. Somos Berakah, bendición, aunque estemos denunciando una injusticia. Para ello habrá que ser también muy conscientes de lo que vamos a decir, a escribir. También, un breve silencio y unas cuantas respiraciones pueden venir muy bien-
– Tendremos que cuidar las formas, también, a la hora de dirigirnos a espacios más abiertos. Saludar, acoger, despedir. Ser certeros y amables en la comunicación. Ser afectivos.
– Y siempre, pregúntate si es necesario que estés en ese grupo (de correo o de whatsapp). Cuánto menos ruido a nuestro alrededor más conscientes seremos. Si ya no estás involucrado en ese grupo de trabajo, en ese hogar, en ese voluntariado, o en Berakah en general, ¿por qué permanecer recibiendo tanta información?. Por ti mismo, por respeto con lxs que sigan trabajando dentro de la iniciativa. Sin malestar, con libertad, sal de ese lugar virtual. El encuentro cara a cara, corazón a corazón siempre será mejor y Berakah siempre tendrá sus puertas abiertas para ti.
Tratamiento de la información y comunicación sobre nuestras personas acogidas.
El espíritu de familia, de cercanía y encuentro en nuestros hogares, con nuestros chicos y chicas acogidxs no es acicate para un tratamiento serio de sus vidas y sus circunstancias. Tenemos que ser tremendamente respetuosxs con ellxs.
– Lo primero de todo es que ellxs y Espacios Berakah en su conjunto estamos acogidos a la Ley de Protección de datos. Esto nos obliga a una serie protocolos para salvaguardar sus datos, sus historias, su imagen. Desde un tiempo para acá estamos implementando medidas que ayuden a esta protección.
– Desde el punto de vista humano hay que cuidar mucho en qué foros se publicitan sus circunstancias, por muy urgentes que éstas nos parezcan (quizás sea importante tener en cuenta el modelo de acogida que favorecemos en E. Berakah).
– Una cosa es que ellos/as, en espacios cuidados, nos cuenten sus historias y otra será que estas historias se divulguen. Sobre todo, habrá que revisar mucho de qué manera se hace y en qué lugares. Las redes sociales siempre constituirán un lugar impersonal, no seguro, en donde los datos permanecen para siempre. Habrá que cuidar el dar nombres o determinados detalles. Habrá que cuidar delante de quién se está diciendo (puede haber compañeros/as en circunstancias similares en esos mismos foros)
– La gestión de nuevas acogidas, salidas del proyecto, situaciones de emergencia, etc., deben ser tratadas siempre por los distintos equipos de acogida de las casas o por el Equipo de Acogida general. Hay que respetar los cauces de comunicación y de gestión de las circunstancias de las personas acogidas y no tratar de saltar esos cauces aunque sea con la excusa de hacer un bien.
– Cualquier voluntario o voluntaria se cernirá a cumplir su trabajo en la asociación. Si alguna persona acogida le manifestara alguna inquietud, algún problema, alguna circunstancia sobrevenida, si esto no es privado y tiene que ver con su acompañamiento, la persona voluntaria lo comentará con las personas competentes (responsable de espacio o/y coordinador/a de acogida).

En definitiva, sentimos que el cuidado porque la comunicación sea respetuosa, cercana, silente, escuchante forma parte de nuestros valores fundamentales. Está en nosotrxs hacernos consciente de ello.

Read More
image-title

De nuevo, nuestro Hogar Jana nos acogió para celebrar la vida, en este caso la vida que se manifiesta en la fiesta después del mes de ayuno de gran parte de nuestros hermanos acogidos. Comida, miradas, palabras, música, baile y, sobre todo, la oportunidad de sentirnos familia que se agranda con todo aquel o aquella que entra en nuestra casa.
Aprovechamos para despedirnos comunitariamente a dos amigos muy queridos que salen de dos de nuestros hogares para pasar a otra fase en su proceso migratorio. Cuidamos ese momento. Lo ritualizamos pretendiendo que se llevaran todo el cariño y la fuerza del grupo, a la vez que la luz de la Berakah.
Gracias a todos los chicos que estuvieron todo el día atentos a hacer una acogida afectuosa. Los acogidos acogen, todos nos sentimos acogidos, unos por los otros.
La reciprocidad, uno de nuestros pilares.

Read More
image-title

Este fin de semana hemos disfrutado en nuestra sede, la Jaima, del encuentro con la Asociación Elín (aprovechando que tenían su asamblea aquí en Sevilla) que desde siempre ha supuesto para nosotras una de nuestras principales fuentes de inspiración.
En un encuentro sin precedentes en número de personas, hemos tenido el orgullo de acoger en nuestra casa a todos sus miembros y a muchos de los chicos y chicas que pasaron por Ceuta y que ahora residen en Sevilla (algunos de ellos en nuestros hogares de acogida).
Una bonita oportunidad para volver a nuestras raíces, para seguir bebiendo de ese oasis que es Elín para tantos y tantas. Un precioso encuentro para reforzar lazos, y sobre todo para seguir escuchando testimonios de personas que sienten a ambas iniciativas como sus familias, sus espacios de sanación. Espacios en donde «me quitaron todos lo miedos» o «me dan la libertad para decidir sobre mi vida» (testimonios de algunos de los asistentes).
Juegos, miradas, palabras, risas, encuentro con gente que hacía mucho que no pasaba por aquí, familia, acogida… y mucha Berakah.
Gracias a todos y a todas. Especialmente a Elín por aceptar nuestra invitación. Nuestros espacios se ensanchan y, sobre todo, nuestros corazones se hacen más grandes.

Read More
image-title

Cuando el pueblo de Israel salió de Egipto, ansiando la liberación de la esclavitud, se encontró de lleno con la realidad del desierto. Descubrió que para llegar a la tierra prometida, no bastaba con el impulso de la salida, sino que era necesario transitar una realidad dura y dolorosa que iba a servirles para purificarse interiormente y, sobre todo, para encontrarse con lo más sagrado de ellos mismos (Con Dios, en términos teístas). Tuvieron que cruzar el Mar rojo de la desconfianza y el miedo, beber las aguas amargas (Mara) de la desolación y la incompresión y, en definitiva, transitar un desierto de falta de respuestas, de pérdida del rumbo, y de noches oscuras.
Todo un símil del recorrido espiritual que se expresa de manera evidente en las rutas migratorias que tienen que recorrer nuestros hermanos y hermanas que salen de sus países buscando ese mismo horizonte.
El recorrido (el espiritual y el físico) a pesar de su dureza, tiene algunos momentos de calidad y de calidez que permiten continuar el viaje (si no, sería imposible continuar). Pequeños oasis que anuncian que aquello que se sueña y hacia lo que uno se encamina no es un espejismo, sino el motor de la búsqueda. Uno de esos oasis es Elín, con «12 manantiales y 70 palmeras». Un lugar para descansar, para sanar las heridas del camino, para retomar fuerzas. Para encontrarse con el hermano y la hermana de ruta, para descubrir que uno no va solo. (Fuente: Éxodo 15, 22-27)
Este es el nombre de la asociación que desde hace 20 años acoge, abraza y cuida a las personas migrantes que cruzan la frontera de Marruecos con el estado español en la ciudad de Ceuta. Unas mujeres confiadas en que esa fuente podía emerger en el momento en que ellas escarbaran un poco, hicieron del pequeño espacio que le prestaron, un lugar de encuentro más allá de las fronteras que ponían aquellos empeñados en separar, en poner vallas y espinos al campo.
Desde hace todos esos años, muchos hombres y mujeres venidos «de la gran tribulación» de los desiertos, las alambradas, las violaciones de su dignidad y de sus cuerpos, han pasado por ese lugar de sanación, de descanso, de sororidad entrañable. Y eso ha marcado sus vidas para siempre. Nos la marcó también a muchos que veníamos de otros desiertos, no físicos pero sí interiores. Otras rutas que emprendíamos desde esos refugios construidos por los poderes establecidos que nos dividían el mundo entre buenos y malos, entre negros y blancos, entre cristianos y musulmanes, entre lo nuestro y lo suyo.
Elín ha sido una de las fuentes de inspiración de Espacios Berakah. No la única, pero sí una de las más importantes. Es por eso que de vez en cuando tenemos que acercarnos a ese manantial para no olvidar el sentido, para recordar la raíz y uno de los pilares sobre los que nos fundamentamos.
Este fin de semana ha sido una de esas veces. El motivo: la celebración de los 50 años de compromiso por los más desfavorecidos de una de las iniciadoras de ese bonito proyecto.
Gracias Paula!

Imagen tomada por Pilu Alba Díaz

Read More
image-title

El paisaje privilegiado de Sierra Nevada se hace aun más maravilloso con el contraste. Porque el contraste suma a la paleta cromática de la belleza. En este caso el negro, sobre el fondo blanco, resulta una estampa preciosa.
A pesar de que el terreno se nos veda a los que no podemos pagar 10 euros por media hora disfrutando en un trineo para 60 personas que compramos, los pobres nunca han necesitado mucho para disfrutar, para jugar, para estar bien.
Es una pena que un parque natural se privatice de esa manera. Es una pena que no podamos acceder por ningún lado para poder disfrutar plenamente de la sensación fría de la nieve, que nos hubiera acogida encantada, pero, siempre quedan resquicios y recovecos, y sobre todo, imaginación y ganas de estar bien.
Precioso día el de ayer en Sierra Nevada junto a todos nuestros chicos acogidos, y junto a buen grupo que se nos unió del Proyecto Nazaret de Cáritas de Sevilla. Gracias a todos y todas los que participasteis con vuestro entusiasmo y vuestras ganas de traspasar los impedimentos. Gracias sobre todo, a ellos y ellas que nos energizan en cada ocasión.

Read More
image-title

Iniciamos nuestro «Taller del agua» en Dos Hermanas con nuestra gente del Hogar Jana. Una manera diferente de acercarse al agua, sin miedos, de una forma segura. Gracias a la Concejalía de deportes del ayuntamiento y al Complejo Deportivo Municipal Ramón y Cajal de Dos Hermanas, con su personal puesto al servicio de la actividad.

Read More
image-title

Anoche comenzamos despedimos 2018 y comenzamos 2019 casi 90 personas de al menos 15 nacionalidades diferentes. Con estas palabras de nuestro hermano Sani sobre el testimonio de uno de los chicos que asistieron, se resume muy bien lo vivido y lo que da carta de credibilidad al esfuerzo y a la intención. Es un regalo ser ungüento para las heridas del camino y hogar para descansar y continuarlo. Gracias a todos»as los que lo hacéis posible y feliz año 2019 de encuentros y de acogida.

«Esta noche, en la celebración de año nuevo, se me acerca uno de los hermanos, de repente, y me dice:

«seguro que no me has visto nunca tan alegre, bailando y disfrutando así. 
Es porque llevo 7 años sin poder celebrar este día como todo el mundo. 
El año pasado me pilló en el bosque en Marruecos, Solo estábamos 2 personas en una cueva en el monte Gurugú, después de haber estado todo el día huyendo de las redadas de la policía.
El año anterior me pilló en el calabozo en Oujda.»

Después de escuchar esto, yo disfrutaba con cada risa y cada paso de baile que daba ese hermano.
Algo tan básico para algunxs, es inalcanzable para muchxs. 
Un pensamiento a todxs lxs que están en situaciones similares.

Gracias a la asociación Espacios Berakah, por crear este tipo de encuentros.

Así recibí el año nuevo.»
#FELIZAÑO2019

Read More
image-title

Un año más, nuestra compañera Luz Jiménez, de Movimiento Expresivo Sevilla, nos ha hecho pasar una agradable tarde a través del movimiento, de la música, de la danza. Quien se mueve, mueve el mundo. Ha sido nuestro lema en esta preciosa tarde anticipo de la noche más larga del año.

El nacimiento de la luz nos adentra en tradiciones ancestrales de apertura a lo nuevo después de morir lo viejo. Hemos abierto esta tarde la puerta a la Navidad, en dónde también se celebra al «Sol que nace de lo alto». (Lc 1)

Hemos bailado casi 60 personas de al menos 10 nacionalidades diferentes. Nos hemos tocado, abrazado, mirado. Hemos compartido más allá de idiomas, culuras, religiones, la esencia de lo que somos a través del baile.

Una nueva oportunidad para derribar barreras interiores y para acercarnos a misterio del otro/a

Gracias!

Read More
image-title

Existe una comunidad del espíritu.

Únete a ella y siente el deleite

De caminar por la algarabía de la calle

Y ser dicha algarabía.

Cierra los ojos

Para ver con el otro ojo.

Siéntate en este círculo.

Deja de comportarte como un lobo y siente

Cómo te inunda el amor del pastor.

Vacíate de preocupaciones.

¡Piensa en quién creó el pensamiento!

¿Por qué permaneces en la cárcel

cuando la puerta está abierta de par en par?

Deshazte de la maraña de pensamientos temerosos.

Vive en silencio.

Fluye y fluye en ondas de existencia

En constante expansión.

La esencia de Rumi. Una antología de sus mejores textos.

Read More